24 hs. de milagros

¿Es posible vivir 24 horas milagros?

Marcos 4:35-41
“Aquel día, cuando llegó la noche, les dijo: Pasemos al otro lado. Y despidiendo a la multitud, le tomaron como estaba, en la barca; y había también con él otras barcas.  Pero se levantó una gran tempestad de viento, y echaba las olas en la barca, de tal manera que ya se anegaba. Y él estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal; y le despertaron, y le dijeron: Maestro, ¿no tienes cuidado que perecemos?, y levantándose, reprendió al viento, y dijo al mar: Calla, enmudece. Y cesó el viento, y se hizo grande bonanza. Y les dijo: ¿Por qué estáis así amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe? Entonces temieron con gran temor, y se decían el uno al otro: ¿Quién es éste, que aun el viento y el mar le obedecen?”.

Necesitamos conocer a un Dios Sobrenatural
En el v41 dice: “Entonces temieron con gran temor, y se decían el uno al otro: ¿Quién es éste, que aun el viento y el mar le obedecen?. Los discípulos llevaban meses conviviendo con Jesús pero aun así se preguntaban “¿quién es este?”. Podemos caminar con Jesús pero no conocer a Jesús. Creemos que por haber terminado la escuela de vida, por ir al seminario, por ser pastores o líderes conocemos a Jesús; pero en realidad eso no es evidencia de conocer a Jesús. Nuestra oración debe ser “Espíritu Santo, ayúdame, yo quiero conocer a Jesús”.

La Palabra nos muestra el mundo natural y el mundo Sobrenatural.
El mundo natural es el mundo de las limitaciones, de las debilidades, de la insuficiencia. Es el mundo donde vivimos constantemente. Ahora, veamos como los discípulos reaccionaron frente a la tormenta: con desesperación, angustia y enojo! “Jesús, ¿por qué estás durmiendo? ¿No vas a hacer algo?”.
La manera como reaccionamos frente a las tormentas, revelará si conocemos o no a Jesús. Pensemos, cuál fue la última tormenta que viviste o estas viviendo hoy: ahora, pensá cómo reaccionaste. ¿Te llenaste de temores, te amargaste, te abatiste? Entonces no conociste a Jesús. Es fuerte esto, pero es real.
Hasta los discípulos se preguntaron “¿Quién es este?” y se llenaron de temor…

Hay un mundo Sobrenatural, está sobre lo natural. El mundo sobrenatural se distingue por esto: en el v40 leemos: “Y les dijo: ¿Por qué estáis así amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe?”.
Los discípulos descubrieron que estaban frente a alguien que tenía autoridad sobre el viento y éste le hacia caso. Debemos conocer a este Jesús Sobrenatural, a este Jesús le obedecen todos: los demonios, las enfermedades, los tumores, la economía, a este Jesús debemos conocer.
Jesús nos enseña que el mundo Sobrenatural influencia y determina el natural. De esto se trata 24 hs de milagros. Debemos saber que Cristo tiene poder sobre el viento, sobre el mar, sobre la miseria, sobre las pruebas, ese es Cristo!

Para conectarnos con ese mundo, debemos desarrollar la fe.
Jesús no espera que reaccionemos con temor (v40), Jesús no espera eso porque el temor anula la fe. El temor desactiva la esperanza. El temor paraliza: la persona paralizada no puede crecer, no puede avanzar, se estanca en todas las áreas de la vida. El temor te hace sentir que no vas a poder salir adelante. El temor te dirá que no alcanzarás nada en la vida. El temor te va a manipular siempre, para que no crezcas ni avances. El temor busca que te compares y así te descalifiques: “él si puede porque viene de una familia acomodada, yo no tengo suerte, yo no puedo porque no tengo dinero”. El temor destruirá tu autoestima.
El temor es una de las armas mas poderosas de satanás, yo creo que satanás hace mas estragos con el temor. El temor ata las mentes. Para Dios siempre hay puertas abiertas y muchas veces se encuentra con mentes cerradas.
El temor hace que enterremos los talentos. Tu vida está repleta de talentos. Hay muchas personas exitosas que fracasan, porque tienen temor y el temor anula los talentos. La parábola de los talentos nos habla de esto. Uno de los siervos los guardo, lo enterro porque tenía miedo. Podes tener muchos talentos pero si tenes temor no tendrás éxito. Todo lo que no proviene de la fe, es pecado (Romanos 14:23). Podemos tener grandes virtudes, pero si tenemos temor no llegaremos lejos. Hay personas que comienzan muy bien y se quedan a mitad de camino, y es porque tienen temor.

Jesús espera que actuemos con fe.
v40: “¿Por qué estáis así amedrentados?”
Si vas a jugar al futbol, tenes que llevar la pelota. Es una obviedad. Y de esto habla Jesús, la fe es una obviedad para el cristiano.
El sabe que dentro de nosotros hay fe (Romanos 12:3 “conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno”). En nosotros hay suficiente fe.
Podemos decir “yo tengo fe”.
Si Jesús espera que reaccionemos con fe porque Él sabe que podemos y tenemos la capacidad para hacerlo. En fe debemos caminar caminar.

Jesús les dio ejemplo.
v38 “y Jesús estaba durmiendo”.
¡¡Jesús!! Dijeron los discípulos. El mundo natural reacciona con nerviosismo, es alterado. Y Jesús dice “qué pasa?” y los discípulos continuaron. Jesús les dio ejemplo y expreso la confianza en el Padre. Le dio ordenes al viento y al mar y llegó la quietud sobre esa circunstancia.
Debemos tener experiencias con esa fe. El creer a Dios no es la exención a las tormentas, sino que a través de las tormentas podemos conocer a Jesús. La prueba te hace ver “la verdad de la milanesa”. Al comprar un auto pedimos “dar una vuelta” para probar si es bueno o no. Al estudiar, debemos dar una prueba para mostrar lo que hemos aprendido durante ese tiempo. En la vida pasa lo mismo: cuando aparece una prueba damos a conocer todo lo que tenemos dentro. Ahora, si en medio de la prueba sale la fe, la confianza, la fortaleza, hemos conocido a Jesús. La fe debe desarrollarse y practicarse.

La fe necesita puntos de contacto.
La fe debe materializarse para no ser mística, abstracta.
La electricidad corre desde represas, a través de cables y postes por kilómetros y kilómetros hasta llegar a nuestra casa y al tocar la tecla se activa la corriente eléctrica haciendo funcionar a la heladera o el lavarropas. Ahora, todo este camino necesita de puntos de contactos que hagan correr la electricidad.
La Cruz es fuente de poder y restauración y cuando uno toca esa Cruz recibe esas virtudes. Así debemos hacerlo cada día, tocando la tecla que active un punto de fe. Cuando damos la ofrenda, utilizamos un punto de contacto con la fe. Al hacer imposición de manos, activamos ese punto de fe. Con esto activamos el Poder de Dios, materializamos el Poder de Dios en nuestro medio.
Esta historia termina en el capitulo 5.

Marcos 5:1-3
“Vinieron al otro lado del mar, a la región de los gadarenos. Y cuando salió él de la barca, en seguida vino a su encuentro, de los sepulcros, un hombre con un espíritu inmundo, que tenía su morada en los sepulcros, y nadie podía atarle, ni aun con cadenas.”

Jesús llega a Gadara y un joven endemoniado y Jesús lo libera. Al volver en si el joven decide seguir a Jesús. Esta es la consecuencia de conocer un nuevo amor. Su nuevo amor provoca que lo sigamos. Debemos renovar el amor por Jesús, pedirle al Espíritu Santo que renueve ese amor.
Este joven quiere irse con Jesús, seguirlo pero veamos que pasa:

Marcos 5:18-20
“Al entrar él en la barca, el que había estado endemoniado le rogaba que le dejase estar con él. Mas Jesús no se lo permitió, sino que le dijo: Vete a tu casa, a los tuyos, y cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo, y cómo ha tenido misericordia de ti. Y se fue, y comenzó a publicar en Decápolis cuán grandes cosas había hecho Jesús con él; y todos se maravillaban.”

Jesús comprobó que lo quería seguir y le dijo, ve con aquellos que no me conocen y contales lo que paso. La palabra dice que revolucionó toda Tecapolis, una tierra de 10 ciudad, esa cantidad de tierra trastorno.
Dios quiere darte un fuego especial para producir un avivamiento donde te moves, en tu casa, en tu trabajo en tu barrio. Por lo general esperamos que alguien nos traiga el avivamiento, pero Jesús nos quiere dar ese fuego para llevarlo a todo lugar.
Hace unos días paso algo maravilloso, comenzamos la iglesia Catedral de la Fe González Catán y verdaderamente ese lugar esta transformado. La iglesia está revolucionada. El Pastor me contaba: “vi una familia completa que llegaba con los vecinos y venían llorando. Lloraban de alegría. Resulta que uno de los hijos se electrocutó con la heladera, le hicieron respiración boca a boca, masajes cardíacos y no reaccionaba. Salieron a pedir ayuda porque el nene ya estaba muerto, nadie sabia que hacer. Pero un vecino fue y le puso las manos encima y le oró y al instante el chico recuperó la vida. Esta familia y los vecinos decían: estamos acá por este testimonio”.
Tu vida será un centro de revolución, de avivamiento, tus manos llevarán la Gloria y manifestación de Dios.



Comience a escribir para buscar