Camino al éxito

Cuando pensamos en construir algo, es fundamental pensar primero en los cimientos, tener bases sólidas. También necesitamos crecer cada día, avanzar todos los días de manera constante. El otro paso importante que tenemos que dar, para alcanzar el éxito es estar dispuestos a dejar atrás ciertas cosas.

 

“Aquello que estés dispuesto a dejar atrás, determinará que tan lejos llegarás en la vida”.

Hay una íntima relación entre la proyección del futuro y la resolución de los conflictos del pasado. La resolución emocional de los conflictos es una de las claves en ese camino hacia el éxito; muchas veces nos quedamos trabados porque hay cosas que no las pudimos resolver, por ejemplo: ofensas, resentimientos, dolores, defraudaciones. Es importante entender que una persona que alcanza grandes logros en la vida, es aquella que ha desarrollado su inteligencia de carácter social, es aquella que tiene la capacidad de relacionarse con una mayor cantidad de personas. Hay personas muy talentosas, muy capaces, pero que es muy limitada en su capacidad de relacionarse con otras personas y por eso, no pueden triunfar. Las relaciones interpersonales son inevitables en la vida, por tal motivo recordemos que cuando los sueños son grandes, estos no se pueden alcanzar solos. Siempre será el resultado de un trabajo de equipo.

 

Es muy importante sobrepasar los escollos del pasado. Hay tres aéreas que la persona tiene que superar:

 

– Enredos sexuales: muchas personas terminan enredadas sexualmente, hoy en día se han bajado todas las barreras, prácticamente no hay límite en las relaciones, en el área sexual. Todas las relaciones parecerían superficiales de corte meramente sexual, fugaces, pasajeras. Un ejemplo claro lo tenemos en el ex presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, gente que ha estado cerca de él, habla de su gran inteligencia, de una impresionante capacidad de liderazgo, además recordemos que tenía bajo su control la valijita con la botonera que despliega el escudo misilístico de los Estados Unidos, que podía mandar misiles a lugares estratégicos. Ahora lo increíble de esto es que en realidad este hombre con tanta capacidad, con tanta fortaleza, lamentablemente siempre estará asociado al nombre de Mónica Lewinsky, a un escándalo sexual que traspasó las barreras de la Casa Blanca. Nos preguntamos cómo un hombre que tenía bajo su control los arsenales de armas más grandes del mundo no podía controlar sus propios pantalones.

Escándalos que traban el destino de una persona, construir algo lleva años, pero destruirlo solo un instante. Enredos sexuales son los responsables muchas veces de destruir matrimonios, familias y amistades de años.

 

– Enredos económicos: Muchas personas quedan involucradas en situaciones por el dinero. Donde hay personas que se las acusa de hechos de corrupción, personas importantes y trascendentes, cuando se hablan de los millones que tienen guardados, cuentas acá o en paraísos fiscales, vemos que no le alcanzarían veinte vidas para gastarlo. Entiendo que todos queremos la estabilidad económica pero esto habla de una ambición desmedida sin límite. Un ex gerente de banco, amigo mío, me decía:”yo le saco la ficha a alguien en cuanto veo como observa al dinero”. Hay personas que lo ven como un simple papel y otros de otra manera, la mirada que tiene hacia el dinero marca la mirada que tiene hacia la vida.

– Enredos con la fama o el poder: Hay cosas que no se hacen por el dinero, hay personas que ya tienen el dinero, pero quieren la fama, el reconocimiento. Personas que por aparecer en una cámara son capaces de pasar por encima de cualquier cabeza. Sin duda el precio que se paga por esa ficticia fama suele ser la soledad. Por eso hay tantas historias de vida trágicas. La fama genera adicción, las personas que alcanzan la fama, sean artistas, jugadores, deportistas, políticos deben prepararse para “el día después”. El día del aparente retiro; cuando ya el celular no suena todo el tiempo, entraste a un restaurante y nadie te saluda como antes, o nadie te para por la calle para pedir un autógrafo o sacarse una foto. Hay gente que no lo puede superar y entra en una profunda depresión porque toda su vida ha estado edificada sobre una nube. El sabio Salomón así describe la fama: “todo es vanagloria, es vanidad”. Dice que la gloria del hombre es como una flor que un día sale y al otro se seca, que es como el aliento del hombre que sale de su boca y rápidamente cae a tierra. La Fe en Dios sin duda nos ayuda a encontrar el balance y a darle el verdadero valor a cada cosa en la vida. Recordá que si estamos dispuestos a dejar algunas cosas podemos ir mas adelante: “Aquello que estés dispuesto a dejar atrás, determinará que tan lejos llegarás en la vida”.

Osvaldo Carnival



Comience a escribir para buscar