Cómo llevar a los emprendedores a otro nivel

Me parecen geniales las personas que están tratando de comenzar un emprendimiento. Creo que es un desafío que no es para todos. Se necesita tener creatividad y por otro lado algo fundamental es la autodisciplina, porque cuando estás bajo relación de dependencia, de alguna manera vas a tener un techo en tus expectativas, porque tenés un sueldo estipulado, una categoría y dependés de otros, pero por otra parte las responsabilidades son de tus empleadores.

Cuando alguien toma la decisión de comenzar un emprendimiento, tiene que tener la cultura de la disciplina, porque ahora sos tu propio jefe, es otro el nivel de compromiso. Aliento a la gente a que lo intente pero mi consejo es, en la primera etapa, realizar un doble esfuerzo, mantener la fuente de recursos que te permite la estabilidad para sufragar todos los gastos fijos que tenés y comenzar a probar el desarrollo del nuevo emprendimiento.

Ahora quiero hablarles a aquellos que ya tomaron la decisión: ¿Cómo poder llevar a otro nivel el emprendimiento que están comenzando? El mundo de la tecnología ha cambiado definitivamente la comunicación, las relaciones interpersonales y también el mundo de los negocios, hoy en día es mucho más barato construir una imagen de una marca sólida que lo que era antes.

Algunos consejos prácticos:
1) Elegir bien el nombre de la empresa, esto es fundamental, tratar de tener
una imagen desde el principio ¿Cómo seleccionarlo? Tener cuidado que no haya otros nombres, relacionados con el mismo producto o parecidos. Es muy importante vincular el nombre con el producto, a veces le ponen un apellido y no funciona. Buscar un nombre atractivo.

Si nos queremos posicionar en Internet, tenemos que pensar que ese nombre va a estar vinculado a lo que se llama “el dominio”, es el nombre que se escribe cuando entramos a la página por ejemplo:www”nombre/dominio”.com. Tiene que ser algo fácil de recordar, de escribir y que se lo pueda relacionar con el producto. Debe estar libre.

2) Posicionar la empresa en Internet, esto es esencial en los tiempos que nos tocan vivir, a veces no es fácil para las personas mayores, si no están familiarizadas con la tecnología, pero se puede recurrir a alguien, también hay servicios gratuitos que nos ayudan a diseñar nuestra propia página, otro recurso es contratar a un diseñador Web, esto lógicamente tiene un costo.

Le da un alcance increíble, imaginate que Internet incorpora un sexto continente, el del mundo hispano, donde puede llegar un pedido de cualquier parte del mundo. Agreguemos a esto que cuando tenés una página de Internet podés vender directamente, hay plataformas que te permiten vender y a la vez linkear distintos medios de pago y formas de envío. A veces tenés que dar un mínimo porcentaje de la venta, pero esto te permite poner tu mercadería en cualquier parte del mundo.

Lo increíble de Internet es que no tenés límites. Leía algo muy interesante, la cantidad de ventas en crecimiento que hoy en día hay en Argentina vía Internet. Las empresas más importantes se juntaron para tener días especiales de venta por Internet con descuentos considerables. Esto reduce costos en las empresas de empleados, alquileres u otros gastos del local. Hay muchas empresas que no tienen ventas al público de manera personalizada, sino que todas son a través de Internet.

3) Cuidar la dirección de correo electrónico, es fundamental abrirla en un servicio masivo como por ejemplo Gmail, hoy en día el email es una de las principales herramientas de comunicación en una empresa.

Recapitulando: Ponerle un nombre de fácil comprensión, de relación directa con el producto que vendo, que esté el dominio libre y que pueda construir una dirección de correo. Por último hacer a Dios nuestro socio, esto no tiene costo. Decirle Señor ayúdame, te necesito! En un mundo cada vez más complejo, lo fundamental es hacer al Señor nuestro socio. “Si Dios es con nosotros, ¿Quién contra nosotros será?”

Osvaldo Carnival



Comience a escribir para buscar