Detrás de escena: El Éxito

¿Cuántas veces hemos escuchado la palabra “éxito”? ¿cuántas veces lo hemos deseado? ¿Realmente sabemos qué significa? Si pensamos por un momento en el éxito, pudiésemos decir que es una figura pública, es una especie de caza talentos cuyo día comienza antes de que salga el sol y muchas veces no termina. Todos quieren ser su amigo, todos quieren un poco de su tiempo y consejos para ser más como él. Sale por todos los medios de comunicación, viste las mejores ropas, come en los mejores restaurantes… pero al final del día nos seguimos preguntado: ¿de qué va?

Para muchos, el éxito son posesiones materiales, mucho dinero en el banco, quizá una familia establecida, o un negocio prospero. Todas estas cosas se escuchan bien, no cabe duda, sin embargo, todo esto tiene un “detrás de cámara”, un lado que muchos no se atreven a conocer.

Partamos desde el punto principal, “éxito” se deriva de la palabra “exitus” en latín que a su vez esta formada por 2 raíces indoeuropeas: la primera es “eghs” que significa “fuera de” y la segunda es “ei” que significa (ir). Lo ingleses adoptaron esta palabra para “Exit” que significa salida en español. Se puede entonces que la palabra “éxito” quiere decir: “Salir de”. SI intentamos salir de algo es porque de primera mano estuvimos “dentro” y asociándolo con el significado que le damos en nuestra sociedad, quiere decir que salimos de algo que no era agradable, y lo hicimos de manera victoriosa.

Todo éxito tiene un esfuerzo, probablemente uno o más sacrificios porque adaptar la mente humana a un cambio, es desmoldar una serie de hábitos y prácticas que probablemente era los que nos mantenía “dentro de”. Podemos llamarlo, pobreza, pereza, vicios, malas costumbres, etc.

La biblia nos enseña en 1 Corintios 10:13: “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar”. Dios siempre tendrá la salida para esa determinada situación, ¡él es nuestro éxito seguro! Confiar en él, saber que aunque no vemos lo que deseamos, él responderá, quizá es nuestro mayor reto, pero Dios dice: deja que te guié a la salida que será exitosa para vos, todavía tengo algo mejor.

Mateo 6:33 “Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas”

Dios puede hacer mucho con poco, Dios puede hacer todo con nada” nuestro éxito es triunfar sobre las adversidades y sobre las desavenencias que la vida nos presenta, de su mano. Él se encargará de prosperarnos y levantarnos como águilas.

Osvaldo Carnival



Comience a escribir para buscar