Dónde encuentro al Espíritu Santo

La paloma aparece en muchas partes de la Biblia representando la obra del Espíritu Santo, este, como otros símbolos nos sirven para que podamos comprender con mayor facilidad verdades espirituales.

De este símbolo podemos extraer algunas enseñanzas para nuestra vida, primeramente vamos a decir que la paloma se mueve sobre las circunstancias, dice Génesis 1:1-2 “En el principio creó Dios los cielos y la tierra. 2Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas”.

En hebreo el termino “se movía” es “revoloteaba” sobre las aguas, la Biblia da la imagen que sobre todo el caos que había el Espíritu Santo, cual paloma, revoloteaba

La situación bíblica que describe ese pasaje es de desorden, vacío, tinieblas y creo que puede asemejarse bastante a nuestra situación actual. Hoy podemos ver una cultura de lo instantáneo, falta de modelos, carencia de valores, subjetividad, todo es relativo, no hay absolutos. Nada esta bien, nada esta mal, todo es gris tal cual lo que describe el pasaje de Génesis.

Sobre todo eso el Espíritu revoloteaba. Se movía, sobre lo que estaba en crisis: el vacío, el desorden, las tinieblas. Esto es una señal de esperanza, a pesar de todo el desorden siempre la paloma, el Espíritu Santo, tiene una salida, tiene una respuesta, no importa lo difícil de la situación por la que estés pasando podes confiar en su obrar. El poder creativo actúa al moverse el Espíritu Santo.

También podemos decir que la paloma está donde la alimentan, seguramente habrás visto en una plaza a chicos, abuelos tirando maíz o pan al piso y como enseguida se reúnen una gran cantidad de palomas a la busqueda de alimento, viendo eso podemos preguntarnos ¿Dónde hallar el mover del Espíritu Santo? Y la respuesta sin duda es en una vida que alimenta al Espíritu Santo. A través de la lectura de la Biblia, de los cantos, de la alabanza, pero principalmente a través de una manera de vivir que lo haga sentir a El a gusto.

Por último vamos a decir que la paloma desciende sobre los corderos; cuando Jesús llegó al río Jordán para ser bautizado Juan el bautista expresó: “este es el cordero de Dios …” y luego de ser bautizado el Espíritu descendió sobre él en forma de paloma

Las principales características del cordero son que es dócil, manso y que habita en grupo. El Espíritu Santo busca personas con las mismas actitudes del cordero, mansas, dociles que vivan en comunión con sus hermanos, sobre esas personas desciende gustoso. La paloma no descendió sobre un cabrito, cuyas características son rebelde, solitario, aislado, sino sobre un cordero.

Cuenta el relato del bautismo de Jesús que el Espíritu “descendió del cielo”, la religión había puesto a Dios lejos, el Espíritu vino para hacerlo cercano. Descendió implica que viene a traer algo, lo sobrenatural, su presencia en mí. El Espíritu desciende para inspirarme, para traer los cielos a mí.

El Espíritu sigue buscando personas sobre las cuales descender, dispon tu vida para buscarle y él te sorprenderá.

Osvaldo Carnival



Comience a escribir para buscar