El propósito de las tormentas

Un acontecimiento muy marcado en la Biblia son las tormentas. A lo largo de sus páginas vemos reiteradas tormentas en mares, lagos, que involucran a importantes personajes de la historia Bíblica.

Seguramente al hacer mención de algunos problemas intensos que tuviste que enfrentar te habrás referido a los mismos diciendo: “Estoy en medio de una tormenta bárbara” la pregunta sería cómo hacer para tener paz en medio de circunstancias difíciles.

En San Marcos 4:37-41 leemos la historia de una de esas tormentas, Jesús y sus discípulos están en una barca atravesando el mar de Galilea y de pronto se levanta una gran tempestad de viento y las olas comienzan a anegar la barca en la que navegaban y mientras todos los discípulos están desesperados Jesús está durmiendo. Las circunstancias están fuera de control, la barca esta por hundirse. Todo parece perecer, pero Jesús está en completa tranquilidad durmiendo.

Esta actitud desarrollada por Jesús nos enseña que:

Tenemos autoridad sobre toda tormenta en la que podamos dormir

 En otras palabras podemos decir que:

Si encontrás paz en medio de problemas, eso es autoridad”

Jesús tenía paz, por eso dormía en medio de la tormenta, porque el tenia paz la podía liberar a los que estaban con él.

Siempre creamos un mundo alrededor de nosotros semejante a nuestro mundo interior

Si estás lleno de temor, crearas un mundo exterior de temor

Si estás lleno de enojo, crearas una atmósfera de enojo

Si estás lleno de resentimiento, crearás un mundo exterior de resentimiento

Así funciona, lo que está adentro, lo terminamos sacando afuera y construimos una atmósfera a nuestro alrededor. Quiere decir que el mundo exterior es una consecuencia del mundo interior. Para cambiar lo que nos rodea, primero tenemos que cambiar adentro. Cuando estoy en armonía con Jesús puede haber en mí Paz.

El padre nuestro reza “Venga tu reino”. Una de las características del Reino es la paz, es decir que cuando el reino de Dios viene a nuestra vida, a nuestra familia, a nuestro hogar viene la paz, las tormentas comienzan a disiparse y viene la calma. Debemos traer el Reino a nuestros corazones, eso hizo Jesús. él estaba experimentando una paz que los otros no tenían, su paz era mayor que toda tormenta.

Pasada la tormenta y restablecida la calma Jesús le recrimina a sus discípulos su falta de fe, es decir que lo que los rodeaba les generó tanto temor que pensaron que ni aun teniendo a Jesús a su lado podían salir victoriosos de esa situación. También esto mismo puede sucedernos a nosotros, los problemas, las adversidades terminan haciendo que perdamos la confianza en que Jesús es poderoso para ayudarnos.

El secreto pasaba por la fe, actuar con fe desata la presencia de Dios y el Reino viene. La fe se materializa en actos concretos que hacemos en obediencia a lo que Dios nos dijo aunque lo que nos rodea sea completamente adverso.

Hay una vida dentro de nosotros que tenemos que liberar, que sacar.

Tenemos que liberar el Reino de Dios que está dentro de nosotros.

El objetivo es que usted pueda…

  • – Enfrentar con fe las “tormentas” que se levanten.
  • – Confiar en que Jesús es poderoso para librarlo de las circunstancias por las que está atravesando.
  • – Desatar el Reino de Dios con actos de obediencia y fe.

 

  • Osvaldo Carnival



Comience a escribir para buscar