La Fe que mueve montañas

Recuerdo tiempo atrás haber llegado a la ciudad de Mar del Plata y al ingresar por la avenida Constitución al divisar el mar veo un barco encallado en la playa de La Perla, pregunte que había pasado y me dijeron que hubo un tremendo temporal y que este barco fue movido desde el puerto, en el otro extremo de la ciudad, hasta llegar a las playas de la Perla para encallar, pregunte ¿Como pudo pasar esto? y me dijeron: fallaron las amarras de la nave, no estaba bien atada a la orilla

En nuestra vida lo que nos mantiene seguros es la Fe, es la que nos ata a Dios, si falla esta amarra que es la Fe estaremos a la deriva en la vida, no puede haber nada peor que no tener de que tomarte en medio de las tormentas de la vida.

“La FE es el ancla en medio de las tempestades de la vida”

Hay una naturaleza en nosotros a creer y tener FE. la Antropología ha corroborado que hay una tendencia inherente en los seres humanos en hacer un ídolo y poner su Fe en él.

Pero encontramos a muchos que dicen haber perdido la FE, seguramente por haber sido defraudados, es común encontrar en los comercios un cartel que dice “Hoy no se fía mañana si”, es que nadie confía en nadie, esto pasa por haber puesto la FE en lugar incorrecto La Fe debe ser puesta solo en Dios

 Hay gente muy inteligente, frustrada que al acercarse a Dios espera que el predicador le explique a Dio, que le compruebe su existencia, le de razones de su existencia, “Dios no se explica, DIOS SE REVELA” Las explicaciones son un apelativo a la razón a la lógica, la revelación es un apelativo a la FE por eso muchos se frustran en su camino para llegar a conocer a Dios. El camino para llegar a Dios es por la FE.

 El tener fe muchas veces no es sencillo porque entra en conflicto con la razón, Luis Pascal dijo: “El corazón tiene razones, que la razón no conoce” pero “Dios no busca gente que lo entienda” “Dios busca gente que crea en EL”

Lo que debemos saber es que todos tenemos una medida de Fe, Jesús mencionaba en los evangelios que la Fe es como una semilla de mostaza, que seguramente al verla nos parece muy pequeña, pero el poder que hay dentro de una semilla solo se descubre al sembrarla. La semilla necesita de tierra, sin tierra la semilla no se desarrolla. La FE necesita de problemas como la semilla de tierra, lo que la tierra es a la semilla lo es los problemas a la FE

La Fe hace que Dios se manifieste, Dios siempre esta, pero la fe hace que ese Dios que esta, se manifieste

El creyente se debate siempre entre dos verdades

1-La verdad de las circunstancias, son temporales cambiantes

2-La verdad de Dios, es permanente, estable, confiable

La FE nos vincula con la verdad de Dios. El puede pasar muchas cosas por alto: nuestro dinero, ropas, música pero nunca puede pasar por alto un corazón con Fe que le busca.

Hay algo que Dios no puede hacer, es esconderse de los que le buscan

En el evangelio de Marcos 11:22-23 encontramos: “Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en Dios. 23Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho.”

Jesús nos describe una Fe que es capaz de mover montañas, no importa el obstáculo que se te presente, que tengas por delante, aunque parezca tan grande como una montaña, la Fe en Dios puede hacer que ese obstáculo sea removido.

Osvaldo Carnival



Comience a escribir para buscar