La Oración Ferviente detendrá a Satanás

Estamos a una semana de empezar los 40 días de ayuno y oración. Nos sumaremos a más de 2.500 congregaciones en toda Argentina. Son más de 500.000 intercesores que nos estaremos uniendo diariamente por medio de un libro devocional. Esto tendrá un impacto espiritual increíble sobre Argentina.
El ayuno y la oración nos acercará más a Dios. Comenzaremos a tener un ritmo de oración y mayor relación íntima con Dios.
El ayuno, fortalecerá el dominio propio. Muchas personas no saben decir “no” y allí  nacen las adicciones, y no solo a la droga, sino al juego, al sexo, la pornografía, un desorden alimenticio por ansiedad, etc. El ayuno nos permite conectarnos con Dios. No busca que Dios me oiga, sino que provoca que yo oiga a Dios. El ayuno acalla todas las voces que se levantan en mi interior; uno podría ayunar de internet, de mensajes de texto, de Facebook. Que bueno sería apartarnos de ciertas cosas para que en silencio, podamos escuhar la voz de Dios. A veces no es que Dios no me está hablando sino que hay tantas voces activas en mi vida, que no lo puedo escuchar.

Esto es para aquellos que están luchando para afirmarse en Cristo, o necesitan abandonar alguna dependencia o adicción: estos 40 días serán vitales.
Para aquellos que anhelan mas de Dios, serán días para profundizar en los ríos de Dios. Para aquellos que están peleando alguna batalla, será una gloriosa ocasión para fortalecerse en el poder de su fuerza.

«Dondequiera que Dios halla un corazón que ora,… este corazón, hallará un Dios que escucha la oración.» Matthew Henry

Dios está buscando corazones que le busquen a Él. También será la oportunidad para ver manifestaciones sobrenaturales de Dios. Milagros en la familia, conversiones, milagros económicos y salvacion de almas.

“La oración debería ser la llave del día y el cerrojo de la noche.”
Tomas Fuller

Debemos empezar el día “con el pie derecho”, orando y terminar el día diciendo: “pongo todo en tus manos, Señor”. Así dormiremos en paz. Algunos se van a dormir con todos los problemas y no pueden descansar. Es que no han aprendido a orar, por que el Salmo 3 nos dice: “En paz me acostaré y asi mismo dormiré, porque solo tu, Oh Señor, me haces vivir confiado”. Te tenes que ir a dormir livianito.

Jesus nos mostró el camino de la oración.

Jesús dedicó mucho tiempo a orar. Siendo el hijo de Dios nos estaba mostrando el camino para llegar al Padre. ¿Por qué tenía Él que orar? Si era el hijo de Dios… pero Él se sometió a la limitación de la carne  y a la vez nos estaba dando a nosotros un ejemplo, un camino de cómo fortalecérnos, de cómo ir al Padre, de cómo sacarnos las cargas, de cómo liberarnos de los temores, qué hacer para superar los problemas, las enfermedades y ese camino es la oración.

Vamos a desarrollar la oración. Muchos me preguntan: ¿Cómo aprendo a orar?
Mi experiencia es que uno aprende a orar, orando.
Vos poder tener la teoría de cómo se maneja un auto, pero algún día te darán el volante. Alguna frenada brusca tenes que hacer. En un momento, vamos de la teoría a la práctica, por eso, estos 40 días aprenderemos a orar más profundamente.

Los discípulos continuaron el camino de la oración.
La primera Iglesia del libro de los Hechos practicaba la oración como un estilo de vida diario y era la manera de enfrentar cada desafio.

Hechos 12
1En aquel mismo tiempo el rey Herodes echó mano a algunos de la iglesia para maltratarles.2Y mató a espada a Jacobo, hermano de Juan.3Y viendo que esto había agradado a los judíos, procedió a prender también a Pedro. Eran entonces los días de los panes sin levadura.4Y habiéndole tomado preso, le puso en la cárcel, entregándole a cuatro grupos de cuatro soldados cada uno, para que le custodiasen; y se proponía sacarle al pueblo después de la pascua. 5Así que Pedro estaba custodiado en la cárcel; pero la iglesia hacía sin cesar oración a Dios por él.”

Satanás tratará de detener el propósito de Dios sobre tu vida.

Dios tiene un propósito para tu vida.

Albert Eisten dijo: “Dios no juega a los dados”. Hay un plan divino sobre tu vida. El propósito da sentido a la vida. Satanás querrá detenerte, frenarte en la vida.

Cuando hay una entrega sin retorno a Dios, su propósito se hace fuerte. Cuando una persona, no tiene propósito vive deseando morir.

Dios tiene un propósito para la Iglesia.

El propósito de Dios es que la Iglesia crezca, predique el evangelio y muchos se entreguen a Él. Satanás querrá detenerla.
Hechos nos muestra cómo la Iglesia se extendía rápidamente, y el diablo comenzaba a inquietarse.
Leimos que Herodes, el Gobernador, mató a Jacobo que era uno de los 12 discípulos. Después de esto metió en la cárcel a Pedro. Pedro no era uno más, era el líder, el número uno. Satanás estaba tratando de cortar la cabeza del nuevo movimiento que Dios había establecido. Quería que los cristianos se desanimaran, que no reconocieran su fe. El diablo quería detenerlos.
Herodes era un político que quería complacer al pueblo, a veces los políticos no hacen las cosas por convicciones; una gran mayoría hacen lo que hacen por los votos que reciben y así se van acomodando. No muestran su convicción.
Ahora, que interesante es que la oposición siempre se va a levantar.
“En aquel mismo tiempo el rey Herodes echó mano a algunos de la iglesia para maltratarles”, Jacobo es el más de destacado de los apresados y muertos, pero fueron muchos los que pasaron lo mismo y ahora va por Pedro. Eran personas comprometidas con Jesús.

¿A quién va a buscar el diablo? No a los que no están comprometidos; él se levanta contra los que están jugados por Jesucristo. Si vos te jugas por Jesús y no tomas las cosas de Cristo como una religión, tenes que prepararte porque satanás te va a querer detener.
Si alguno vive la vida sin agradar a Dios, haciendo lo que quiere, pero cada tanto viene al culto, satanás lo va a pasar por alto, va a decir “a este no lo molestemos porque con lo que hace, se entretiene solo”. Pero en realidad si hay alguien comprometido satanas estará en su contra, dirá “este se tomo en serio el ayuno, dejo el pecado, la mentira, perdonó, a este hay que pararlo”. Tratará de detener a los que dan testimonio de Jesús. A los que tienen una fe comprometida, son los que no niegan la fe, los que viven para Cristo, los que se alinean a la visión de la Iglesia. Están preparados y dispuestos para llevar almas a los pies de Cristo.

Cuando lo inevitable no sucede
1- Era inevitable que a Pedro lo mataran

Hechos 12:3
“Y viendo que esto había agradado a los judíos, procedió a prender también a Pedro…”.
Parecía que un poder se había levantado y que nada lo podía detener, pero el Poder de Dios se manifestó con la última palabra. Pedro será tocado por un Ángel y verá la Gloria de Dios.
Cuantas veces dimos testimonios de restauración, de sanidades, de liberaciones, de situaciones críticas. Dios es bueno, es fiel y vimos su mano.
En el versículo 7 dice que se le presentó “un Ángel del Señor” y esto es la Gloria.
En el versiculo 5 nos dá la clave para que el Ángel aparezca.

Hechos 12:5
Así que Pedro estaba custodiado en la cárcel; pero la iglesia hacía sin cesar oración a Dios por él”.
Yo le doy gracias a Dios por los “pero”. Uno puede decir: “Yo estaba enfermo, pero el Señor me sano”; “estaba en problemas pero el Señor me libertó”
Muchos usan el “pero” de manera negativa, dicen “que lindo día pero el lunes llueve”; “tengo trabajo pero lo puedo perder”.
Que bueno es utilizar los “pero” para dar Gloria a Dios: “ Estoy en pruebas, pero el Señor está a mi lado”; “estoy pasando necesidades pero el Señor no me va a abandonar”.
La iglesia estaba orando. Por eso motivamos a orar, compartimos los devocionales; que satanás tenga sus planes, eso no lo podemos evitar, pero nosotros vamos a orar unidos con nuestros hermanos y vamos a clamar en el Nombre de Jesús. Lo que parece inevitable puede ser detenido si hay una Iglesia que ora.

«El que se arrodilla ante Dios sabrá estar en pie ante cualquier situación difícil.» Leonardo Ravenhill

No vamos a estar de rodillas ante los problemas, sino de rodillas ante Dios. En Él encontraremos todo.
La oración es la manera de canalizar todos nuestros imposibles.
La persona que siente un imposible y no tiene dónde canalizarlo, muchas veces se deprime, se estresa, pero nosotros podemos canalizar los imposibles orando al Señor.
La oración es la manera de canalizar todas nuestras limitaciones y nuestras impotencias. Es que el hombre se hace más grande cuando está de rodillas.  Cuando podemos arrodillarnos y decimos “Padre tu conoces lo que estoy viviendo, mi condición, pero hoy vengo a invocar tu poder y vengo a invocar tu Gloria”.
Esto hizo la iglesia: Herodes vos tenes tus planes, pero nosotros tenemos nuestra manera de enfrentarte. Satanás allá vos con lo que vas a hacer: nosotros sabemos lo que tenemos que hacer.
Esta es nuestra mayor arma, aunque tengas dinero, porque para ciertas cosas el dinero no importa para nada, quizas pueda darte una mejor salud o tratamiento pero aun en las mejores clínicas el Doctor te dice “no hay nada más que hacer”.
Nuestra arma es la oración, nuestra confianza está en Dios.
En el versículo 7: “De repente apareció un ángel del Señor y una luz resplandeció en la celda. Despertó a Pedro con unas palmadas en el costado y le dijo: «¡Date prisa, levántate!» y las cadenas cayeron de las manos”.

La oración mueve al Ángel de Dios: oró Abraham y el Ángel rescató a Lot, el Ángel con una espada fue delante de Josué, el Ángel se le apareció a Elías, el Ángel apareció junto a los amigos que fueron arrojados al horno de fuego, el Ángel se apareció en Getsemaní mientras Jesús oraba y ahora el Ángel que tocó a Pedro y las cadenas se cayeron. Un toque del Señor hace que las enfermedades se vayan, un toque sobre la economía, sobre el matrimonio, un toque sobre la angustia. Yo recibía del Señor que los Ángeles van a estar en constante movimiento si te comprometes en oración como nunca antes. Como nunca antes verás la acción de los Ángeles en tu vida. Hebreos dice “muchos hospedaron Ángeles sin verlos”, verás una acción sobrenatural de Dios en tu vida y quizás no veas nada, pero caminos se abrirán que puertas se abrirán, que montañas se van a trasladar y verás la Gloria del Señor.



Comience a escribir para buscar