¿Por qué le teme al éxito?

Conocer nuestras virtudes, como así también, nuestras limitaciones nos permitirá no equivocarnos, a la hora de aceptar los nuevos desafíos.

¿Qué es la autoestima? Diremos, en primer lugar, que la estima es el aprecio y consideración que se da a una determinada cosa. El prefijo «auto» significa «propio» o «por uno mismo». Entonces, hablar de «autoestima» es, de alguna manera, referirnos al valor que la propia persona posee acerca de sí misma. En palabras más sencillas, ¿qué precio diría que tiene su vida?
Generalmente se piensa en la importancia de que los que están a nuestro alrededor nos valoren, y nos sentimos defraudados cuando los gobernantes, amigos o familiares nos fallan; pero el mayor problema es cuando, por diversas situaciones, hemos caído en el error de no valorarnos y respetarnos a nosotros mismos.
La persona que no se aprecia a sí misma sentirá cómo la vida se le escapa de las manos, sin lograr concretar ningún sueño. Cada ser humano tiene un valor y debe tener en claro cuál es ese valor, para no caer en el desliz de sobrevaluarse a sí mismo. De algún modo, oscilamos entre desvalorizarnos, por poseer una imagen muy pobre de nosotros mismos, o sobreestimarnos, que consiste en sentirnos exageradamente orgullosos de nuestras capacidades.
Sin embargo, yo veo una plaga que, de manera sistemática, ha matado a muchísimas personas. No respeta sexo, edad, color de piel. Un gran número de personas han sido víctimas de ella. Aparece lentamente, pero a medida que pasa el tiempo, es difícil erradicarla. Déjeme decirle que esta es una plaga silenciosa, pero completamente mortal. Los primeros síntomas son pensamientos cortos que se instalan en la mente, ya sea ante los problemas o en medio de ellos, o ante distintas circunstancias de la vida. Parecen inofensivos, pero son letales. Son pensamientos de inseguridad, de no poder hacer frente a los desafíos; una sensación de impotencia, de incapacidad, que nos va minando, y son el enemigo número uno de nuestra felicidad.
Algunos hasta han sido engañados por la baja autoestima y creen estar en el camino correcto, alegando cierto sentido de humildad…, digamos: «falsa humildad», porque la verdadera no tiene nada que ver con desvalorizarnos. Personas que dicen: «No somos nada», «somos polvo». Si bien todas estas afirmaciones tienen parte de verdad, fuera de contexto, tienden a exagerar la humanidad del hombre.
Hace algunos años atrás, una tira cómica representaba a un personaje que, día tras día, en diferentes circunstancias, se decía: «Yo me amo» y luego, llevando sus manos a la cara, hacía movimientos que daban a entender cómo se felicitaba y se besaba a sí mismo. Este actor se llamó Pepe Biondi; fue uno de los humoristas más sanos que ha dado el género de la comedia; en sus tiras, exageraba el amor por uno mismo. Sin caer en un exceso, creo que sería de gran ayuda, si alguna de estas mañanas, al levantarnos y mirar nuestro rostro en el espejo, nos dijéramos palabras como: «¡Buen día, campeón! ¡Qué tremendo día tendré hoy, ya que Dios ha puesto todos sus recursos en mi interior! ¡Hoy será un día espléndido! ¡Imposible fallar!».

Todos tendremos nuestras grandes oportunidades en la vida
La vida es un gran desafío, es un camino marcado por días maravillosos e imborrables, así como también, por días difíciles y de los cuales rápidamente nos queremos olvidar.
Una cita ilustre dice: «Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora»1. Dios le entrega a cada persona dos maravillosos regalos: tiempo y ocasión, quiere decir que en un momento determinado de la existencia del ser humano estas dos realidades se cruzan: vida y oportunidades. En ese instante, el hombre decide: permanece inmóvil por considerarse incapaz de afrontar el desafío o avanza confiado, sabiendo que para crecer siempre es necesario arriesgarse.
El problema es que la persona con una autoestima en baja, generalmente, se sentirá incapaz de afrontar el desafío; y, así como la oportunidad se presentó, así también la dejará esfumar. Decíamos que poseemos dos regalos, vida y oportunidad; estas realidades las podemos comparar con dos líneas, que no son paralelas, sino perpendiculares: quiere decir que en punto se cruzan y, si no sabemos aprovechar el momento de intersección, irremediablemente, luego se separarán y, junto con ellas, se irá parte de nuestra vida y muchos de nuestros sueños. Nos perdimos la oportunidad de ser felices, de entusiasmarnos con la vida y de alcanzar nuevos horizontes. Nos habremos quedado afuera.
Conocer nuestras virtudes, como así también, nuestras limitaciones nos permitirá no equivocarnos, a la hora de aceptar los nuevos desafíos. Cuando un hombre no se conoce a sí mismo, transitará un sinuoso camino lleno de dificultades. Comenzará teniendo una realidad distorsionada. No será completamente consciente del entorno que lo rodea. Se sentirá desvalorizado por los demás, se verá poco competente frente a la tarea, se considerará poco respetado por el entorno, y esto lo llevará a sufrir serios complejos.
Según Branden, la autoestima es el resultado de una combinación de la capacidad de sentirse competente y de poder valorarse. La autoestima es una persona con nombre y apellido: su nombre de pila es SEGURIDAD EN MÍ MISMO, y su apellido responde a: RESPETO POR MÍ MISMO.
A esta altura, debería preguntarse: «¿Realmente, me conozco a mí mismo?». ¿Cuántos fracasos podría evitar, si dedicara tiempo a conocer esa respuesta?
Recuerde: ninguna persona posee todas las habilidades a la vez, pero todos fuimos creados con un sinfín de capacidades, habilidades, talentos, dones que Dios puso dentro de nosotros. Frente a esto, ¿qué hará? ¿Se hundirá en la subestimación, comparándose continuamente con otros y nunca reconociendo y desarrollando sus propias habilidades? ¿Vivirá como el avestruz, escondiendo su cabeza en la tierra?
¿Por qué le teme al éxito? Deje que lo que está dentro de usted se exprese. No lo retenga más. No se subestime, asuma la maravillosa oportunidad de ser usted mismo.

Osvaldo Carnival
Tomado del libro “Cómo hacer realidad sus sueños”
Adquiéralo en su librería cristiana favorita.



Comience a escribir para buscar