¿Qué es Orar?

Orar es una acción de Fe que es la que nos conecta con el Dios que no vemos con nuestros ojos pero creemos que está; que nos oye al clamar

La Biblia, la palabra de Dios, nos desafía a orar en todo tiempo, y no solo a orar, sino a perseverar al hacerlo.

Pero ¿Qué es Orar?

Primeramente vamos a decir que orar es encontrarse, bien sabemos que Dios está en todo momento con nosotros, no obstante debemos disponer un tiempo especial, un tiempo específico para orar como lo hacían los discípulos, ellos iban al templo a orar.

Orar es tomar tiempo, es una cita con Él, es fundirme en Él, es un acercarnos a Dios para que Dios se acerque a nosotros como lo dice el apóstol Santiago:”Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros” (Santiago 4:8). Esta es una maravillosa invitación de Dios, “vengan a mi y yo iré a vosotros”. Yo seré quien marca la relación con Dios, si doy un paso el dará un paso, si corro el correrá

Es disciplinarse para tener un tiempo fijo con Dios, la Biblia nos muestra que cada hombre de Dios apartaba un tiempo para estar con El.

También podemos decir que orar es entregar

Orar es saber qué hacer con las cosas que me superan, es no dejarme desbordar por las situaciones que me tocan vivir, es dejar de luchar en mis propias fuerzas, es declarar mi impotencia y la suficiencia de Dios, es expresar mi confianza en El.

Dice el apóstol Pedro: “echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros” (1 Pedro 5:7)

La oración es la oportunidad de sacar los problemas, todo lo que entra debe de salir de alguna manera y debo aprender a sacar lo que me pasa. La preocupación no es una enfermedad, pero causa enfermedades, se la ha relacionado con la hipertensión, los problemas cardíacos, la ceguera, la migraña, los problemas de la tiroides y una gran cantidad de desórdenes estomacales.

Toda esa ansiedad a veces termina saliendo como una enfermedad, como reacciones explosivas, conductas compulsivas, desordenes con la bebida, o drogas, se convierten en adicciones o desordenes con la comida como la bulimia o anorexia.

La oración es la oportunidad de compartir lo que me pasa. Todos necesitamos compartir lo que nos pasa, hablar es una necesidad del ser humano.

Cuando saco el problema lo veo, lo puedo dimensionar, veo entonces que no era tan grande y experimento una gran sensación de alivio.

San Pablo le escribe a los filipenses y les dice: “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias 7Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.” (Filipenses 4:7)

Orar es saber que estoy en las mejores manos, es dejar de luchar en mis fuerzas, es morir al Yo para que sea Él en mí.

La verdadera oración solo se puede hacer si el Yo muere para que Él se glorifique

Por último decimos que Orar es golpear. En el evangelio de San Lucas Jesús narra una parábola de alguien va a pedir pan a la casa de un amigo y no deja de golpear la puerta hasta que le abren.

Es la imagen de alguien que tiene que salir a buscar lo que no tiene y que tiene que golpear e insistir, se le abrirá por insistir.

Orar es golpear el cielo, manifiesta nuestra irrevocable decisión de esperar en Dios hasta que el nos abra, es estar a la puerta de la gracia y la misericordia de Dios

 Cada vez que ores renovaras tu encuentro con Dios y muchas puertas que estaban cerradas se abrirán y muchas cosas trabadas se abrirán

Si logramos perseverar de seguro veremos la gloria de Dios

Osvaldo Carnival



Comience a escribir para buscar